Cómo entender a Florencia – [Podcast]

Personas de todo el mundo la recorren pero pocos la entienden


Cómo entender a Florencia | Opinión en Cultural Press Podcast con Miguel Ángel Pérez – EP5


Era un domingo como cualquiera en la ciudad de Firenze, en Italia, todo el mundo la recorría a pesar del frío rampante que no quería ceder por más que ya se estaba asomando la primavera.

Personas de diferentes países del mundo estaban de paso por una de las ciudades, quizás más conocidas, o al menos mencionadas en el universo.

Muchos llegaban por turismo, otros por estudio y otros, en su gran mayoría tras cumplir un sueño de desarrollar finalmente su vena artística.

Photo by Matt Hardy on Pexels.com

Pero no todo es color de rosa en la ciudad “hecha por el hombre, a las necesidades del hombre”. Desde sus inicios Firenze ha entregado lo mejor de su gente y ha permitido al mundo conocer lo que se gestó prácticamente en un espacio muy pequeño, en medio de un país construido con esfuerzo y dedicación, pero también con grandes derramamientos de sangre, historias de envidia, lucha de poderes y sobretodo la supremacía de la búsqueda del hombre ideal que de una u otra forma propuso al mundo como identidad del ser humano.

Photo by Pixabay on Pexels.com

Firenze en Italiano, Florence en inglés ó Florencia en español es la misma ciudad llena de recuerdos e historia. Es la misma ciudad que siempre ha trabajado por mantener todo como en sus siglos de gloria.

Es la misma ciudad de los claustros, los monasterios, las familias ricas y poderosas, la misma ciudad en la que estuvieron Miguelangel, Leonardo y Maquiavelo, la misma ciudad de ilustres personajes que le dieron vida a un período denominado Renacimiento y por medio del cual el hombre puso los pies en la tierra y se dedicó a darle importancia a su acción como ser, como parte del universo.

Pero el arte fue una de las más grandes herramientas, publicitarias y de mercadeo, que algunas de las más notables familias florentinas utilizaron como estrategia de persuasión para mantener un poder político y económico en lo que ellos creían que sería la Italia de su futuro.

Photo by Hope Aye on Pexels.com

El patrocinar el arte y los artistas nace de la necesidad social de unos pocos para demostrar poder. Los artistas sabían que eran manipulados pero como todo en la vida, ellos sentían su gran necesidad de expresar y demostrar los dones que habían recibido, ellos también necesitaban comer y vivir; por lo tanto el patrocinio de millonarios les facilitaba esto aunque tuvieran que estar satisfaciéndoles en todas su ridiculeces. Ellos tenían que pintar desde la cosa más sencilla, hasta los retratos de todos los hijos de las potentadas familias. Era la exaltación del ego.

Firenze, Florence o Florencia, la cuna del renacimiento, definitivamente hay que explorarla directamente recorriendo sus calles, visitando sus museos y leyendo su historia para poder llegar a entenderla.

Mientras que en otros lugares de Italia se vivían conflictos y guerras, Firenze continuaba mostrando otra cara a la Europa de su tiempo. La familia Medici seguía con sus intrigas y, como en toda su historia, la iglesia Católica tampoco se iba a resistir a recibir un poco de ese botín. Por esto hasta un Medici llegó a ser Papa, con la efectividad de las campañas publicitarias de la época y la respectiva manipulación que esto permitía.

Photo by Pixabay on Pexels.com

En la historia de Firenze se encuentran cantidad de posiciones que se contradicen. A los que les conviene según los trabajos que desempeñen con la ciudad ó con el mundo del turismo, hablan maravillas del legado de los Medici, maravillas de la iglesia, maravillas de las maravillas. Al fin de cuentas de eso comen, de eso viven.

Hay otros, que sin dejar de sentirse orgullosos siendo florentinos, tienen muy claro que la ciudad vive enfrascada en realidades sin sentido. Firenze, Florence o Florencia, la cuna del Renacimiento, definitivamente hay que explorarla directamente recorriendo sus calles, visitando sus museos y leyendo su historia para poder llegar a entenderla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s